914 326 160

Gestión ambiental de las organizaciones

Gestión ambiental de las organizaciones

Iván Moya Alcón
AENOR. Medio ambiente
A lo largo del tiempo las organizaciones han cambiado su percepción respecto al ?factor ambiental?, considerándolo actualmente como un elemento estratégico en la toma de decisiones.

Este cambio ha sido motivado por diversas causas:

  • los clientes y consumidores son cada vez más exigentes en cuanto al comportamiento ambiental de las empresas;
  • las administraciones públicas incluyen cada vez más requisitos ambientales en la elaboración de los textos legislativos;
  • la gestión ambiental supone una ventaja competitiva derivada de la mejora de la imagen y la reducción de costes que supone.

¿Qué son los sistemas de gestión ambiental?

Un sistema de gestión ambiental puede resumirse de manera simplificada como un conjunto de actuaciones que tienen el objetivo de disminuir el impacto ambiental de una organización. El modelo de sistema de gestión ambiental más reconocido a nivel internacional es el que define la norma ISO 14001. Está basado en el ciclo de mejora continua “PDCA y recoge los requisitos mínimos que deben cumplir estos sistemas de gestión.

Entre ellos se incluyen:

  • Establecer una política ambiental por parte de  la alta dirección que suscriba los compromisos de cumplimiento legal, prevención de la contaminación y mejora continua.
  • La empresa debe analizar de qué manera su actividad influye en el medio ambiente, es decir, debe identificar los aspectos ambientales más relevantes sobre los que establecer objetivos,
  • Es igualmente importante establecer un control operacional que, tanto en situaciones normales como de emergencia, garanticen que se cumplen los objetivos y metas incluidos en el programa de gestión.
  • Por último, la empresa debe vigilar el funcionamiento global del sistema, mediante la realización de auditorías internas

Otro modelo para definir e implantar un sistema de gestión ambiental es el recogido en el Reglamento Europeo de gestión y auditoría medioambientales, conocido como Reglamento EMAS.

Este Reglamento de ámbito comunitario y toma como base el modelo establecido en la norma ISO 14001, al que añade requisitos adicionales, entre los que se encuentran:

  • Demostrar la participación activa de los trabajadores en la mejora del comportamiento ambiental de la empresa
  • Realizar auditorías internas más rigurosas
  • Elaborar y publicar anualmente una “declaración ambiental”, donde se expongan los logros y el comportamiento ambiental de la empresa mediante el uso de indicadores. Esta declaración, además, deberá ser validada por un verificador acreditado.


La gestión ambiental presenta beneficios para la empresa en los planos económico, humano y de gestión

Supone un ahorro en el consumo de materias primas, energía y combustibles y previene la ocurrencia de accidentes con repercusión ambiental así como las posibles sanciones derivadas de una mala gestión ambiental.

Por otro lado se produce una aumento de la sensibilización medioambiental contribuyendo a un aumento de la motivación e implicación del personal contribuyendo, al mismo tiempo, la eficiencia de los procesos.

Los beneficios se extienden fuera de la organización ya que la mejora de la imagen de cara a clientes, proveedores y administraciones aporta un elemento diferenciador que mejora el posicionamiento en el mercado de la empresa.

Colecciones relacionadas

El valor de las normas

Gestión ambiental para organizaciones

¡¡Incluye el texto completo de la nueva UNE-EN ISO 14001:2015!! Las normas de esta colección ayudan a las organizaciones, independientemente de su actividad, tamaño o ubicación geográfica, a cumplir las exigencias ambientales impuestas por la Administración, los clientes y la sociedad en general.